En las vacaciones de verano tenemos hábitos diferentes que el resto del año. Descuidamos, entre otras cosas, parte de los hábitos saludables que mantenemos durante el resto del año.

Helados, refrescos y vacaciones por excelencia, los cuales afectan de manera directa al cuidado de los dientes.

Nuestras rutinas están más desordenadas y descuidadas, está muy bien relajarse y desconectar… pero nunca debemos olvidarnos del cuidado e higiene de nuestros dientes, son hábitos que no se pueden pasar por alto.

Pautas para mantener la boca sana en las vacaciones de verano

Revisión:

El primer paso para que nuestros dientes y encías no den problemas durante un viaje o una escapada es revisarlos antes de partir. Muchas enfermedades bucodentales presentan síntomas poco visibles a simple vista, de modo que en una exploración rutinaria se pueden detectar patologías como las caries o la gingivitis.

Kit de limpieza dental:

Es recomendable llevar a mano uno que incluya un cepillo de dientes y una pasta dentífrica, y a poder ser también un colutorio e hilo dental.

Cuidado de los dientes para el verano Madrid Dental Institute

Beber agua: 

Ésta contribuye a equilibrar el pH de la boca y reducir los restos de comida, ayuda a que las bacterias tengan menos combustible y produzcan menos ácido.

Chicles sin azúcar:

Los chicles nos ayudan a segregar más saliva y retirar restos de comida, por eso también contribuyen a neutralizar el pH. Pero es importante que no se tome este hábito como sustituto del cepillado. Comer manzanas (a mordiscos) y uvas entre horas, también favorece a nuestra salud dental.

Yogur: 

Si tomamos un yogur de postre es una buena opción. Nos permitirá neutralizar los ácidos de las bacterias orales.

Hábitos del verano que afectarán a nuestros dientes

Aguas tratadas:

No es recomendable que pases mucho tiempo expuesto a aguas tratadas. Las aguas que contienen cloro tienen productos químicos en su interior. Ésto hace que aparezcan manchas en los dientes, sobre todo en la zona frontal. Existe una patología llamada “sarro del nadador” debido a este caso. Si no quieres sufrir periodontitis o gingivitis a causa de esta situación, ya sabes que debes evitar el exceso de contacto con estas aguas.

Picar entre horas:

Debes tener en cuenta que lo principal para cuidar los dientes es cepillarlos y usar hilo dental adecuadamente, después de cada comida para eliminar todas las bacterias que quedan en la boca.

En los momentos que no es posible hacerlo, intenta llevar contigo un enjuague bucal adecuado, que ayude provisionalmente.

Refrescos y helados:

Los refrescos y helados muy fríos en verano, son de los productos más típicos. Cuando comemos o tomamos algo muy frío nuestra boca puede padecer sensibilidad dental, sobre todo la zona del esmalte de los dientes.

Para evitarlo, lo mejor es que usemos una pajita para no tener contacto directo con el frío, o hacerlo de forma más leve.

Moderar el consumo de alcohol y tabaco:

Hábitos que  manchan los dientes y favorecen la aparición de halitosis, sin olvidar que nos hacen mucho más vulnerables a las enfermedades bucodentales.

¿Cuáles son los beneficios de mantener la boca bien cuidada?

Una sonrisa más atractiva

Al tener tu sonrisa sana, fuera de enfermedades de caries o periodontales es una sonrisa atractiva y saludable. Cepillarse los dientes de forma regular ofrece mayores posibilidades de eliminar las mancas antes de que se conviertan en manchas más profundas.

Mejor aliento

Una buena imagen dental se asocia con un aliento más fresco. Debido a que cepillarse los dientes más a menudo ayuda a deshacerse de las bacterias orales.

Mayor confianza

Una sonrisa sana y brillante aporta mayor confianza en sí mismo y puede ser de suma importancia en tu relación con los demás.

Previene complicaciones de salud sistémicos

Descuidar la boca se ha relacionado con la enfermedad periodontal, que al avanzar se traduce en problemas cardiovasculares, enfermedad de Alzheimer, diabetes o accidentes cerebrovasculares.

Ahorro de tiempo y dinero

Una actividad oral sana indica la ausencia de caries o enfermedad periodontal, es decir, vas a requerir menos tratamientos periodontales o de restauración de dentadura.

Mantiene alejadas tus preocupaciones dentales

Un mal cuidado dental solo trae complicaciones. Cuida tus dientes y solo tendrás que ir a las revisiones periódicas.

Una imagen más joven

Una sonrisa saludable puede ayudar a sentirte más joven, que actúa como un catalizador a la hora de relacionarte con los demás.

Consejos y cuidados para la salud bucodental en verano

Esperamos que esta serie de consejos te sean útiles para cuidar tu sonrisa durante este verano, desde Madrid Dental Institute queremos lo mejor para la salud bucodental de nuestros pacientes. No dudes en contactar con nosotros si te surge alguna duda, ¡te ayudaremos!