Cuando nos referimos a salud bucodental, nuestro primer pensamiento va dirigido al correcto cepillado de dientes, uso de hilo dental, las visitas al dentista… y es cierto, son aspectos fundamentales para mantener una correcta higiene en nuestra boca.

Pero no es lo único que ayuda a favorecer el cuidado de nuestros dientes. Como en otros aspectos de nuestra vida unos hábitos alimenticios saludables mejoran la salud de nuestra boca. Así, todo lo que comes y el momento en que lo haces, puede beneficiar o perjudicar tu salud bucodental. “Una nutrición apropiada se traduce en mantener una alimentación equilibrada para que tu cuerpo pueda obtener los nutrientes necesarios para una buena salud y un buen estado físico.”
Muchas veces te habrás preguntado… ¿qué alimentos son buenos para los dientes?

¿Qué alimentos favorecen el cuidado de mi boca?

No sólo lo que comemos, sino también cuándo lo hacemos forma parte de estos hábitos. Nuestra recomendación es evitar comer constantemente. Consumir los alimentos en las horas de comida establecidas es lo más adecuado, ya que hay una mayor producción de saliva que nos ayuda a eliminar los restos de alimentos en la boca y a reducir los efectos de los ácidos que causan la caries.

Estos son los alimentos que te recomendamos incluir en tu dieta. Te ayudarán a mantener una adecuada higiene bucal y fortalecer tus dientes y encías.

· El agua:

Al igual que para otros órganos de nuestro cuerpo el agua es fundamental para el cuidado y mantenimiento saludable de nuestra boca. El agua mantiene la hidratación en la boca, estimula la producción de saliva, que a su vez neutraliza las bacterias.

La importancia de beber agua para cuidar la salud bucodental, clinica madrid dental institute

Los alimentos con alto contenido en vitamina C y A, flúor y calcio favorecen la salud de nuestra boca.

 · Alimentos ricos en flúor:

Fortalecen el esmalte dental, previenen la caries y mantienen la estructura ósea. Entre los alimentos ricos en flúor encontramos el pescado azul, mariscos, espinacas, col, lechugas, las aguas fluoradas, entre otros. No obstante, no debemos sobrepasar el consumo de flúor. Al exceder su ingesta podemos ocasionar problemas dentales, específicamente en los niños se produce la fluorosis (una anomalía en la formación del esmalte).

· Calcio:

Es fundamental para la formación y mantenimiento de nuestros huesos y dientes. Fundamentalmente lo encontramos en la leche y sus derivados, especialmente yogurt y quesos como el de Burgos o el queso manchego.  También lo encontramos en legumbres, soja, garbanzos, judías, en frutos secos como almendras, avellanas, pistachos, entre otros.

Debemos tener en cuenta que, para que se asimile el calcio es necesaria la vitamina D, presente principalmente en los huevos y la leche.

· Alimentos ricos en polifenoles:

Actúan como antioxidantes naturales, se asocia a una mejor salud celular y actúa como un bactericida natural, evitando que las bacterias de la boca proliferen.  Encontramos polifenoles en alimentos como las legumbres, las frutas y verduras de color rojo (fresas, arándanos y frambuesas, berenjena y remolacha), el aceite de oliva, el chocolate, el cacao, entre otros.

· Vitamina C:

Es necesaria para la síntesis del colágeno, que es componente fundamental de las encías. Su consumo nos ayuda a mantenerlas sanas.
La vitamina C se encuentra en frutas como la naranja, los kiwis o verduras como el pimiento y el brócoli, y en el té verde.
Sin embargo, debemos tener en cuenta a su vez que este tipo de alimentos poseen ácidos que pueden debilitar el esmalte y favorecer la aparición de caries, por lo que debemos moderar su consumo.

La importancia de alimentarse bien para tener una buena salud bucodental, clinica madrid dental institute

¿Qué alimentos debemos moderar su consumo para la buena salud de los dientes?

Como ya sabemos, debemos moderar el consumo de ciertos alimentos que perjudican nuestra salud bucodental.

Azúcares:

Destacamos el consumo de azúcares, especialmente los caramelos ya que se adhieren más fácilmente al diente, favoreciendo así la aparición de caries.

Cítricos:

Si se consumen en exceso generan un ambiente ácido en la boca, contribuyendo al desgaste del esmalte y por tanto facilitando la aparición de caries.

Harinas refinadas:

Entre ellas las harinas utilizadas para fabricar bollería, galletas, y el almidón que encontramos en las patatas, arroz, pasta… cuyo contacto con la saliva provoca una mayor acidez en la boca.

Refrescos y bebidas energéticas:

Por su alto contenido de azúcares y acidez aumentan la fragilidad de los dientes.

Bebidas alcohólicas y tabaco:

Producen sequedad y deshidratación, favoreciendo la caries y otras infecciones orales.

Hielo y frutos secos:

Por su dureza contribuyen al desgaste de los dientes y fracturas en los mismos.

Bebidas y alimentos con grandes cantidades de colorantes:

Son causantes de la aparición de manchas o del oscurecimiento de los dientes. La remolacha en exceso, por ejemplo, puede traer este tipo de consecuencias.

  • No olvidemos que, además de unos buenos hábitos alimenticios, todos los alimentos necesitan ser bien masticados. Así estimulamos la secreción de saliva que aporta sustancias defensivas para prevenir las enfermedades orales. Además, la masticación favorece la autolimpieza de la cavidad bucal.

Si tienes dudas sobre cualquier aspecto de tu salud bucodental ponte en contacto con Madrid Dental Institute. Nuestros odontólogos resolverán todas tus dudas. Te esperamos en calle Capitán Haya, 15 (Poeta Joan Maragall).